bannerCanto, Poesía... ¡y más!

Canto, Poesía... ¡y más! - Índice de Poemas - Lloraba la niña

Autor

Lloraba la niña
(y tenía razón)
la prolija ausencia
de su ingrato amor.
Dejóla tan niña,
que apenas creo yo
que tenía los años
que ha la dejó.
Llorando la ausencia
del galán traidor,
la halla la Luna
y la deja el Sol,
añadiendo siempre
pasión a pasión,
memoria a memoria,
dolor a dolor.
Llorad, corazón,
que tenéis razón.

Dísele su madre:
Lloraba la niña "Hija, por mi amor,
que se acabe el llanto,
o me acabe yo".

Ella le responde:
"No podrá ser, no;
las causas son muchas,
los ojos son dos.
Satisfagan, madre,
tanta sinrazón,
y lágrimas lloren,
en esta ocasión,
tantas como dellos
un tiempo tiró
flechas amorosas
el arquero de Dios.
Ya no canto, madre,
y si canto yo,
muy tristes endechas
mis canciones son:
porque el que se fue,
con lo que llevó
se dejó el silencio
y llevó la voz".
Llorad, corazón,
que tenéis razón
.

Luis de Góngora y Argote, (1561–1627), poeta español cuya obra se divide claramente en poemas festivos o burlescos y otras obras en las que se aparta voluntariamente de toda forma de poesía popular. Alcanzó merecida celebridad como figura capital del culteranismo.
De él se ha dicho que es "requiebro de las musas y corifeo de las gracias, gran artífice de la lengua castellana, y quien mejor supo jugar con ella y descubrir los equívocos con incomparable agudeza".
La figura de Góngora, tras siglos de ostracismo, fue definitivamente reivindicado por los miembros de la generación del 27. Escribió romances eruditos, letrillas incomparables, sonetos y sus tres obras mayores: Las soledades (dos poemas líricos descriptivos), El panegírico al Duque de Lerma, y su obra más acabada, Fábula de Polifermo y Galatea.